La historia de Juan y Pedro

Desde el escritorio de Helio Laguna “Heliosaki”
(Guadalajara, México)

Hey, te saluda tu amigo Heliosaki con una lección más.

Esta vez es una pequeña historia.

La historia de Juan y Pedro.

Juan y Pedro son amigos, están casados, ambos tienen dos hijos, y trabajan en la misma empresa, pero tienen algo más en común.

Un día Juan leyó el libro  “Padre rico, padre  pobre” de Robert Kiyosaki, se lo paso a Pedro y después de leerlo, ambos llegaron a la conclusión de que debían hacer algo para generar ingresos extra.

Tú sabes, lo que ganan en su trabajo no alcanza para todo lo que quieren comprar sus esposas. Ni para los carros y vacaciones que quisieran tener los dos.

Así que voltearon sus ojos a los negocios por internet.

Y ya han tomado acción. Contrataron su cuenta de hospedaje y cuenta de autorrespondedor, contrataron un dominio con su nombre .com y montaron su blog en ese dominio.

Y una vez a la semana publican un artículo sobre el tema de los negocios por internet.

Sin embargo, y a pesar de sus esfuerzos, sus blogs nunca han subido a las primeras posiciones de Google, por lo tanto no han recibido casi nada de tráfico, ni han generado una sola venta gracias a su blog.

Increíblemente, cada uno por su cuenta ha creado una pequeña lista de suscriptores.Ni se explican de dónde salieron esos correos.

Pero ninguna de las dos listas superan los 100 suscriptores.

Pero siguen preparándose.

Preparándose y aprendiendo para cuando llegue el momento de “Explotar” todos esos conocimientos.

Juan y Pedro compran casi todos los productos que lanzan al mercado, cursos, plugins, plantillas, software, todo.

Se están armando hasta los dientes para ese gran día, el día en que simplemente todo el conocimiento que han adquirido se transforme en ingresos.

Sienten que ya está cerca ese día.

Lo comentan cada vez que se escriben.

Te dejo con uno de estos correos:

De: Pedro.

Asunto: ¿En qué andas?

Para: Juan.

>¿Qué hay Juan?, ¿En qué andas?

>¿Qué estás estudiando?

>Pete

De: Juan.

Asunto: Re: ¿En qué andas?

Para: Pedro.

>Estoy estudiando lo del “anti afiliado”:

>http://elantiafiliado.com/acerca

 >Está buenazo ese curso, te dije que lo compraras.

>Juan.

De: Pedro

Asunto: Re: ¿En qué andas?

Para: Juan.

>Sí, me dijiste pero… No sé, ¿Dices que  es sobre  cómo promocionar lanzamientos, no?,  eso no tiene chiste, si tienes una lista envías  los correos a tu lista y ya, si no tienes una, creas  una campaña de pago por clic  y listo, ahí tienes,  ya te dije lo que hay que saber, no tenías que comprar ese programa para saberlo.

>¿Qué opinas?

>Saludos,

>Pete.

De: Juan

Asunto: Re: ¿En qué andas?

Para: Pedro.

>Es más que eso Pedro, acá hablan de otras  estrategias, todas muy buenas, y su creador dice que funcionan, y que funcionan con pocos suscriptores.

>Le voy a dar una oportunidad a esto, ya te cuento.

>Abrazo,

>Juan.

De: Pedro.

Asunto: Re: ¿En qué andas?

Para: Juan.

>¡Qué va!, lo único que necesitamos es  tráfico, el tráfico es el rey, y es lo que nos falta, si estuviéramos nadando en tráfico estuviéramos ganando mucho dinero. Hay que buscarnos un buen programa de tráfico y lo aplicamos.

>Yo creo que lo más sencillo es montar una campaña de publicidad en Facebook, el otro día cree una campaña para probar y me la autorizaron rápidamente, solo que no se me ocurrió qué promocionar y mejor la pausé.

>No sé, quizás podría ser promocionar el siguiente lanzamiento del mercado, ahí tienes, es todo lo que se requiere, la campaña apuntando el lanzamiento y listo, el dinero caerá por montones.

>¿Qué opinas?

>Pete.

De: Juan.

Asunto: Re: ¿En qué andas?

Para: Pedro.

>No es tan fácil Pedro, o sea, no es que no vaya a funcionar eso, pero puede funcionar mejor si utilizas las estrategias que vienen en el programa que estoy estudiando.

>Al menos yo eso haría.

>Abrazo de vuelta,

>Juan.

De: Pedro.

Asunto: Re: ¿En qué andas?

Para: Juan.

>Yo hago mi campaña y tú haces esas cosas que dices y vemos quién vende más en el siguiente lanzamiento, al fin y al cabo si ambos vendemos algo, ¡pues ya ganamos los dos!, pero te apuesto que puedo vender lo mismo o más que tú sin hacer todas esas estrategias.

>Pete.

De: Juan.

Asunto: Re: ¿En qué andas?

Para: Pedro.

>Pues acepto el reto Pete, como dices, lo peor que puede pasar es que vendamos algo, y si es así, ambos ganamos.

>El que haga menos ventas invitará un asado el fin de semana.

>¿Te parece?

>Abrazo,

>Juan.

Y pusieron manos a la obra.

Se anunció el siguiente lanzamiento del mercado, y se registraron ambos como afiliados.

Pedro monto rápidamente su campaña de pago por clic en Facebook.

Fijó un presupuesto de $ 100, colocó su link de afiliado y listo, ya había terminado su tarea.

Juan por el contrario, contactó al vendedor del programa.

Le pidió que le dejara comprar el producto para estudiarlo y poderlo promocionar mejor.Y comenzó a estudiarlo rápidamente.

Fue haciendo un resumen de todos los beneficios del programa.

Se trataba de un programa sobre cómo promocionar productos de Clickbank seleccionado nichos de mercado atractivos.

Recordó que ya había comprado cursos similares.

Así que hizo un listado de las razones por las cuales había comprado esos programas en el pasado.

Anotó todas las razonces que lo impulsaron a hacer la compra de esos programas.

Qué problemas solucionó con esos programas.

Estudió decenas de cartas de ventas de otros programas similares.

En fin, hizo un exhaustivo trabajo de investigación.

Con toda esa información grabó unos videos donde revelaba las estrategias de los cursos que había estudiado en el pasado.

Creó un sitio de membresía con la plantilla que recomiendan en el anti afiliado y subió ahí sus videos.

Hizo una presentación de Power Point para grabar un “Anti webinar”, donde revelaría su “Anti-bono” para el programa que iba a promocionar.

Se le ocurrió que podía ofrecer como “Anti-bono” algo que nadie más estaba haciendo.

Ayudar a quienes compraran con su link de afiliado a aplicar realmente el programa.

Iban a crear un mastermind donde cada semana se reuniera con los compradores para compartir ideas, y lo que les estaba funcionando.

Además les iba a ayudar con cuestiones técnicas que él ya dominaba, como montar un blog, instalar plugins, manejar la cuenta de hospedaje y el autorrespondedor.

Todo con la finalidad de que sus compradores pudieran avanzar y no se detuvieran con cuestiones técnicas.

A continuación, y al igual que Pedro, montó su campaña de pago por clic en Facebook.

Segmentó sus anuncios para que aparecieran en las biografías de personas que son fans de los principales marketers del mercado. “Es como si les robara sus fans jaja” se dijo a si mismo.

Y en lugar de enviar el tráfico al sitio del vendedor, lo envío a su sitio de membresía.

Siguiendo las estrategias del “Anti afiliado” hizo una página de “pre aterrizaje”, esto es una página con contenido “Matón” – Que había sacado de lo que más le impresionó de los cursos que había estudiado – para que las personas se engancharan con su contenido y dejaran su correo a cambio de acceder a más contenido, al mini entrenamiento que había grabado, al “Anti webinar”, y a conocer su “Anti-bono”, Juan estaba tirando la casa  por la venta.

La página de aterrizaje del vendedor simplemente pedía el nombre y correo para enviarte tres videos de “Alta definición” sobre marketing de nichos, no explicaba siquiera qué era eso, ni los beneficios de hacerlo, solo que eran tres vídeos de “Alta definición”.

La película de LORAX que le acabo de comprar a mis hijos también es de alta definición pero… y eso qué” se dijo a si mismo cuando analizaba el embudo del lanzamiento.

Así que hecharon a halar sus campañas. Los dos apostaron al pago por clic más bajo. $0.05 centavos de dólar, y ambos fijaron un  presupuesto de $100 dólares.

La página de aterrizaje del vendedor solo estaba convirtiendo al 20%.

Parecía que – Por alguna “Extraña razón” – las personas no se sentían muy atraídas por los videos de “Alta  definición“.

Mientras que la página de pre aterrizaje de Juan que los enganchaba desde el inicio, parecía que les hablaba directamente a los prospectos de sus problemas y como solucionarlos, de los beneficios de dejar su correo, y de todo lo que les iba a dar una vez que dejaran su nombre y correo.

Su página estaba convirtiendo al 50%. Cada uno generó 2,000 clics. (100 entre 0.05 = 2,000)

Con los cuales Pedro tuvo 400 registros, (2,000 clics X 20%= 400 registros), mientras que Juan logró 1,000 registros (2,000 clics X 50%= 1,000 registros)

Lo más importante del caso es que esos 1,000 registros ¡Estaban en el autorrespondedor de Juan!

Juan tenía ahora una lista de suscriptores.

Pedro tenía solo la esperanza de lograr ventas. Sin embargo, Pedro le presumía a Juan que en sus estadísticas de afiliado llevaba 2,000 impresiones (clics) de su link de afiliado.

Wow, voy a lograr unas 20 ventas si tan solo convierte al 1% la carta de ventas” decía Pedro.  Sin imaginar que la página de aterrizaje del  vendedor tenía ese bajo porcentaje de registro.

Juan no llevaba una sola impresión de su link  de afiliado, pero sabía que estaba haciendo bien las cosas, después de todo, ya contaba con 1,000 suscriptores, algo que nunca había soñado.

Sus suscriptores entraban al sitio de  membresía y eran recibidos de entrada con su apetitoso “Anti-bono” para el programa que estaba promocionado.

Después, pasaban a ver el entrenamiento de Juan, en donde les revelaba lo mejor de lo mejor sobre el marketing de nichos, y vendía un poco el webinar en “Vivo“, donde les iba a revelar el sistema completo y la valía de su exclusivo “Anti-bono“.

Los comentarios dentro del sitio de membresía eran muy buenos.

Por fin llego el día del lanzamiento.

Juan haría un Anti-webinar momentos antes de la  hora del lanzamiento, para que, al salir del Anti-webinar las personas fueran y compraran con su link.

Envió correos diarios de seguimiento desde su autorrespondedor, donde hizo una “Secuencia de lanzamiento de producto” (Una de las estrategias del “Anti afiliado“), para generar más deseo por adquirir el programa.

Finalmente, se dieron los resultados.

Los Resultados

La página de ventas del vendedor estuvo convirtiendo al 0.5%, por lo que los 400 registros de Pedro resultaron en dos ventas.

Pedro estaba extasiado, había tocado el cielo, no solo logró su primer venta, sino que hizo otra más.

Juan, por el contrario, logró que 200 personas aparecieran en su “Anti-webinar”, en él reveló el sistema completo para ganar dinero con nichos, y habló de cómo el programa que estaba promocionado les iba ayudar a lograrlo, con tutoriales paso a paso, además, reveló al final su “Anti-bono”, el cual los iba a ayudar a implementar los conocimientos del programa y hacer que todos tomaran acción.

Juan logró que 10 personas (el 5% de los asistentes), hicieran la compra con su link de afiliado,  además, de su “Secuencia de lanzamiento de producto”  que hizo con toda su nueva lista, logró que el 1% compraran con su link, esto es 10 ventas más, Juan había conseguido ¡20 ventas!

Fue el 5to. puesto entre los más de 100 afiliados que habían participado en este lanzamiento, apareció su nombre en la lista de los afiliados que lograron más ventas.

Pronto, otros afiliados le empezaron a escribir “Para mantener contacto” y muy pronto comenzó a recibir invitaciones para participar en otros lanzamientos, y le ofrecieron además su apoyo para cuando Juan hiciera su primer gran lanzamiento.

Juan por fin “Explotó” e inició su carrera como un afiliado exitoso.

Su sueño de ganar dinero por internet había comenzado a hacerse realidad.

En cada lanzamiento aumentaba su número de suscriptores y con esto sus ventas.

Pedro, se había quedado prácticamente en blanco, si bien había logrado sus dos primeras ventas, estas apenas sirvieron para cubrir sus gastos de publicidad, y solo una pequeña ganancia.

Juan en cambio había ganado casi lo que ganaba al mes en su trabajo, en un solo lanzamiento, estaba feliz y con ganas de perfeccionar sus estrategias como anti afiliado.

Los Números, Conversión De La Página De Aterrizaje

La página web del vendedor enfocada en vender 3 videos de “Alta resolución“, tuvo una conversión (Porcentaje de registro de visitantes), del 20%, mientras que la página de aterrizaje de Juan, enfocada en enganchar y resolver los problemas de los visitantes tuvo una conversión del 50%, Juan tenía ahora un mejor embudo que el del propio vendedor.

Pedro como afiliado del montón, dependía totalmente de la conversión del dueño del producto, y pensaba que no podía hacer nada para mejorarla. Y en cierta parte tenía razón, no podía hacer nada porque no  sabía que se podía, desconocía todas las estrategias de un “Anti-afiliado”.

Conversión De Ventas

La carta de ventas del vendedor estuvo convirtiendo al 0.5%. Esa es la única razón por la cual los gurús ganan los lanzamientos. Porque mientras un gurú tiene una lista de más de 100,000 suscriptores y logra enviar a 3,000 de estos a la carta de ventas, sus ventas serán mayores que la de un afiliado con 500 suscriptores que logra enviar solo a 100 personas a la carta de ventas, simples matemáticas, ambos están a merced de lo que haga el vendedor, esa es su realidad.

Juan no envío a la carta de ventas del vendedor, Juan hizo dos sistemas diferentes. Un “Anti-webinar” que tuvo una conversión del 5%, (10 veces mayor que la del  vendedor), y una “Secuencia de lanzamiento por correo“, la cual tuvo una conversión del 1%, lo doble que la del vendedor, así que Juan tenía dos sistemas de monetización, y con estrategias más avanzadas que fue aprendiendo, después aprendió a usarlos uno después del otro, y a agregar más sistemas al “Embudo de embudos”.

Así que Juan, una vez terminado el lanzamiento, tenía ahora dos embudos, el siguiente paso era automatizar todo para poder pasar a otro lanzamiento y que este siguiera trabajando para el de tiempo completo, instalo un plugin para automatizar su “Anti-webinar” y montó dos campañas de pago por clic, una  apuntando a su “Anti-webinar” y otro apuntando a su sitio de membresía.

Entregó su anti-bono, grabó todo el proceso de entrega, y empaquetó su “Anti-bono” como un producto más, el cual dió de alta en Clickbank y le pidió a su nueva lista que lo promocionara.

Juan tenía ahora a otros afiliados trabajando para él.

Agrego todos estos embudos a su blog y comenzó a crecer su imperio de marketing.

Pedro no tenía mas que aire en las manos.

Tenía que comenzar de nuevo en el siguiente lanzamiento.

Para el cual ya no quiso invertir $100 dólares, no podía arriesgarse a que esta vez no hiciera las dos ventas, así que hizo un sitio de review, copiando el “Contenido” de otros afiliados del montón, que como vimos en una lección anterior, es nulo.

Juan repitió el proceso y sumó otros 2,000 suscriptores y creció y creció su negocio y sus resultados.

FIN DE LA HISTORIA.

Comments

  1. Muy buena historia Helio, sin duda la de muchos que por el deseo de conseguir resultados casi instantaneos pierden de vista el verdadero sentido de montar un negocio por internet.
    Ojalá sirva para que muchos podamos reflexionar sobre qué estamos haciendo y cómo.
    Saludos y éxitos.

  2. Excelente historia Elio! Creo que refleja fielmente lo que nos sucede a los que emprendimos este camino de los negocios por internet, creo que la razones por las que la mayoría de las personas eligen el camino de Pedro son dos la primera porque realizar un trabajo sistemático demanda trabajo y estudio y una gran dosis de paciencia y la segunda porque no hay buenos mentores solo unos pocos y son caros. celebro que haya personas como ustedes (MTG)que tengan la generosidad de compartir estos tips para aquellas personas que están comenzando y que no disponen de dinero para pagar un coaching personalizado.
    Un fuerte abrazo desde Argentina!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>